top of page
Search

Updated: Jan 1

CAUSAS DEL CIBERCRIMEN Y SUS CIFRAS EN COLOMBIA


En un país como Colombia, donde hemos sido azotados por infinidad de fenómenos de violencia y delincuencia, esto, producto en gran medida por la guerra, cuyo devenir tiene su mayor fundamento en la pobreza y el narcotráfico, hemos adicionado un problema más, siendo aquello, la ciberdelincuencia.


La nueva realidad social basada en las tecnologías de la información y las comunicaciones nos ha interconectado más que nunca y ha creado una constante necesidad de generar vínculos sociales en redes y un mayor involucramiento dentro de aquellas por parte de las personas, esto de por sí se ha convertido de forma probada y demostrable en una especie de vicio para la humanidad, pero es así, debido a que sus beneficios son indiscutibles y sus resultados son revolucionarios.


Así mismo, aprovechando que el grueso de la economía mundial opera mediante estos mecanismos de telecomunicaciones y el gran nexo entre la sociedad y estas tecnologías, las empresas que buscan participar de manera activa en los mercados, están obligadas a hacer uso de dichas tecnologías a riesgo de desaparecer, lo cual, las optimiza de forma radical y aumentan la facilidad y calidad de sus procesos, logrando también una mayor penetración en los mercados de valor, así como su impacto social, lo cual se ve ineludiblemente traducido en ganancias y prosperidad mutua para el mundo entero.


Dicho esto, es más que evidente que esta nueva sociedad llegó para quedarse y seguirá tomando mayor arraigo en los círculos personales y empresariales, esto, a medida que el interés de las empresas y los gobiernos quieran desarrollar los mercados y el conocimiento sus ciudadanos, fruto del acceso libre a la información.

Ahora bien, como sabemos, todo en la vida tiene sus riesgos y existirán siempre individuos que tienen como preferencia el generar valor sin crearlo, sino tomándolo utilizando métodos engañosos, algunas artimañas, y los respectivos chantajes o extorsiones, esto ha sido una constante en las sociedades humanas desde tiempos inmemoriales, por lo cual, no resulta sorprendente que ahora ocurra en el marco de esta nueva realidad social, de allí que tenemos el fenómeno de la ciberdelincuencia y con ello la necesidad de los hombres justos de combatirla.


Por otro lado, si bien, los delitos informáticos se circunscriben a los espacios digitales y no tienen las mismas connotaciones que un asalto a un camión de valores o un banco, que son espectáculos grotescos que se ejercen con violencia física y directa hacia la integridad de las personas, aquello no debe ser óbice para restarle importancia a las graves consecuencias económicas y sociales que generan los ciberdelitos y sobre todo entendiendo la impotencia de los ciudadanos para tomar medidas al respecto, esto, producto del desconocimiento de que hacer y donde acudir cuando se es víctima de este tipo de problemáticas.


El principal problema que presentan los delitos informáticos es precisamente que, una vez el ciberdelincuente se familiariza con su medio, entiende el funcionamiento de aquel y decide explotarlo, puede hacerlos de forma masiva una vez aquel cree el proceso, el replicarlo y hacerlo evolucionar resulta altamente sencillo.


Las cifras a nivel de cibercrimen a nivel nacional pueden determinarse con el número de noticias criminales expedidas por la Fiscalía General de la Nación, las cuales son las siguientes:

Ahora, si bien esta tabla nos da un panorama bastante preciso de como el ente investigador percibe la situación nacional en esta materia producto de la información dada por los denunciantes y la dilucidada por los entes estatales, entre otros, aquella no tiene en cuenta los eventos que no se registran, cuestión que se puede dar por diferentes motivos tales como:


1. Debido a que el daño causado es menor y no resulta rentable o amerita el esfuerzo el denunciar,


2. A causa de que el criminal informático a través de extorsiones o chantajes restringe a la víctima el realizar las denuncias,


3. Producto de que el usuario o empresa tiene la capacidad instalada y los conocimientos técnicos para repeler los ataques de manera simple sin acercarse a la autoridad,


4. Fruto de la desconfianza institucional, propagada por noticias falsas y falta de resultados de los responsables de la Ley y el orden,


5. En razón a que no se es consciente de que está siendo víctima de un cibercrimen,


6. Por el desconocimiento de los canales y mecanismos para denunciar.


Así las cosas, en nuestro saber, es claro que el fenómeno de cibercriminalidad es mucho más amplio que lo indicado por las cifras de la fiscalía, por lo cual, podemos concluir debido a la gran cantidad de eventos, que es necesario tener a la mano soluciones rápidas efectivas y directas para defendernos de este tipo de actividades, salvaguardar nuestros derechos y exigir a la autoridad el apoyo en la defensa de aquellos.

 

Este artículo es la introducción a una serie de artículos que publicaré con el objeto u efecto de generar soluciones preliminares que permitan la protección y seguridad efectiva de los ciudadanos y las empresas, el punto será crear una guía simple y básica sobre los delitos informáticos establecidos en la Ley.


Para abordar tu caso, agenda tu consulta usando nuestra sección de CONTACTO.

 

Juan Carlos Maya Lafaurie

Abogado - CEO - M&L

Máster en Derecho Informático y Nuevas Tecnologías

 

Declinación de responsabilidad: El presente artículo es meramente informativo, no constituye ni constituirá asesoría legal particular, M&L no se hace responsable de los efectos de la aplicación de estos mecanismos e informa al lector que todos los casos tienen sus particularidades, por lo cual las acciones a emprender deberán ser evaluada según la situación individual.


NOTAS:

[1] Es pertinente aclarar que “La noticia criminal es el conocimiento o la información obtenida por la policía judicial o la Fiscalía General de la Nación, a través de servidores públicos y con relación a la comisión de una o varias conductas que revisten las características de un delito, exteriorizada por medio de distintas formas o fuentes.” Así mismo, sus fuentes son la denuncia, la querella, los actos de oficio y las peticiones especiales, entre otros menos relevantes que clasifica la Fiscalía - Recuperada de la World Wide Web: https://www.fiscalia.gov.co/colombia/wp-content/uploads/Manual-de-Policia-Judicial-Actualizado.pdf - última actualización 09 de junio de 2023.

[2] Grafica – Simplificación de datos M&L – Fuente: Fiscalía General de la Nación – Recuperada de la World Wide Web: https://www.fiscalia.gov.co/colombia/gestion/estadisticas/delitos/, última actualización 09 de junio de 2023.

91 views0 comments

Comments


bottom of page